En esta segunda jornada de aislamiento educativo a distancia, el director del IEA, Raúl Silva Perezchica, aseveró que los padres de familia están haciendo una diferencia, porque al trabajar junto con sus hijos en las labores educativas, se logra comunicación, se empieza a recuperar la integración familiar, se facilitan los aprendizajes y sobre todo la estabilidad emocional de los niños y adolescentes.

No obstante, reconoció la ocurrencia de suicidios a causa de la situación emocional de las personas que se agrava con el aislamiento social, y ante ello es crucial que se realicen actividades programadas lúdicas, dinámicas y de entretenimiento, para sacarlos de situaciones depresivas.

Para apoyar a las personas en crisis, dijo que los psicólogos que colaboran en las escuelas de nivel básico se encuentran otorgando ayuda a la población, si alguien quiere ser atendido debe comunicarse a las direcciones de los planteles para que sean comunicados con el equipo de profesionales de la salud mental.