El gobernador Martín Orozco Sandoval anunció que en breve se habrán de implementar nuevas medidas sanitarias para evitar estragos mayores ocasionados por la pandemia de COVID-19 en todo el estado, acciones que irán reforzadas con la estrategia sobre salud mental en tiempos de coronavirus.

El mandatario resaltó que las acciones implementadas en materia de salud durante la presente eventualidad han comenzado a dar resultados, por lo que además estimó que a partir de la siguiente semana habrá una reducción importante en el número de contagiados y en ocupación hospitalaria, respectivamente.

En rueda de prensa virtual, Orozco Sandoval precisó que ha girado instrucciones para que esta misma semana, la Secretaría General de Gobierno convoque a una reunión con los alcaldes del interior, con la finalidad de redoblar acciones de prevención contra la pandemia trabajando de la mano con personal de la Guardia Sanitaria.

“Dentro de las nuevas medidas de vigilancia, se establecerá como obligatorio el uso del cubrebocas a partir del siguiente lunes, aunque será a lo largo de estos días cuando se profundice sobre el tema”.

Además, se replicará a nivel local el programa de capacitación profesional para personal médico encargado de la atención mental, con el que se encuentra trabajando el Estado de Nuevo León y que permitirá de esa forma se pueda atender cualquier crisis ocasionada por la pandemia.

Finalmente, exhortó a la población para que continúen adoptando las medidas de sanidad en todo momento y evitar de esa manera la propagación del mencionado virus.

“El jueves se define la decisión de la implementación del uso obligatorio del cubrebocas, se establecerá el formato que se va adoptar y que nos va a ayudar a bajar los contagios. En los últimos días se ha observado un descenso en el número de casos positivos, la disponibilidad hospitalaria sigue siendo amplia lo cual significa que se siguen aplicando las mejores estrategias frente a la pandemia”, resaltó.