Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En México se ha arraigado la percepción de inevitabilidad sobre el impacto de la epidemia de Covid-19, sin embargo naciones en Asia con condiciones parecidas a México han manejado mucho mejor la pandemia, aseguró Jaime Sepúlveda, director ejecutivo del Institute for Global Health Sciences (UCSF).
En México, más de la mitad de las muertes por Covid-19 han ocurrido en personas menores de 65 años contra 19 por ciento en Estados Unidos, de acuerdo con el estudio “La respuesta de México al Covid-19”.
“Si bien no es culpa de nadie, no era tampoco inevitable el haber tenido el desastre que tuvimos en México; miles de estas muertes eran evitables”, lamentó Sepúlveda, uno de los autores del estudio.
Para el experto, la mortalidad ha sido altísima por las graves deficiencias de política pública de comunicación y la falla en el manejo sanitario.
El Gobierno actual ha criticado la privatización y el neoliberalismo en México, sin embargo, la política gubernamental en la gestión de la pandemia ha significado la privatización de una emergencia pública, aseguró Sepúlveda.
“Al dejar al mejor postor el manejo de la pandemia; a los gobiernos locales, estatales; a la sociedad civil. Efectivamente eso es una privatización de una emergencia pública”, detalló.
Lamentó que el mayor impacto se registra en la población más pobre; el sector informal y en aquellos que viven en hogares multigeneracionales y en hacinamiento.
Pese al panorama, el especialista estimó que aún es tiempo de corregir. “Todavía tendremos lamentablemente en todo 2021 una pandemia prolongada y todavía se pueden hacer intervenciones y políticas públicas que logren reducir cadenas de transmisión y evitar la altísima morbimortalidad”, propuso.