Brenda Alonso Jiménez, junto con su hermano, es la fundadora del Club del Wateke y el Wateke Fest, una iniciativa que busca apoyar a vendedores ambulantes que, pese a su esfuerzo, no han tenido éxito en sus ventas del día.

Brenda explica que la dinámica para reunir a la gente se realiza principalmente a través de redes sociales. «Convocamos a través de un grupo de WhatsApp que ha ido creciendo constantemente, casi diario tenemos nuevos integrantes», señala. Además, reciben recomendaciones de personas en diferentes puntos de la ciudad que necesitan apoyo. Una vez identificada la persona, se aseguran de que esté disponible el día del evento, convocan al grupo y publican la foto de la persona a apoyar para que los participantes se unan a la causa.

La idea del proyecto nació por iniciativa del hermano de Brenda, inspirado por una tendencia en TikTok. «Mi hermano quiso hacerlo, me comentó y yo me animé también y el primer video que hicimos éramos 3, 5 personas… y afortunadamente nos gustó, nos sentimos bien, a la gente le gustó y la gente se empezó a sumar», comenta Brenda.

Este miércoles por la tarde, miembros del club realizaron otra de sus buenas acciones visitando a una vendedora de donas en el exterior del Centro Comercial Plaza Patria, a la que le compraron todo su producto. También apoyaron a Don Simón Méndez, un sexagenario dedicado a vender paletas en un carrito de helados, adquiriendo toda su mercancía.

Brenda comparte que esta actividad le deja una gran satisfacción personal.

«Me reconforta el corazón bastante y como dicen por ahí la gente buena somos más»

Además, alienta a otras personas a unirse al proyecto, destacando la satisfacción de ayudar a alguien, aunque sea por un día, y hacer sentir valorada su labor de venta. «Se siente bien poder ayudar a alguien aunque sea un día, hacer sentir bien su labor de venta», añade.