El cierre del 2020 será complicado para las empresas, sin embargo se tendrá que hacer frente a los compromisos que se tienen y prepararse para los cambios que se avecinan en el 2021, “primero se viene el pago de aguinaldo y de inmediato se deberá hacer frente al tema laboral mediante la Ley Federal del Trabajo que tendrá reformas”, manifestó el presidente de la Coparmex, Juventino Romero de la Torre.

En conferencia de prensa, en la que fue presentado oficialmente como el presidente interino, supliendo a Raúl González Alonso para concluir su periodo para lo cual faltan un par de meses, comentó que ya de por sí este ciclo ha sido difícil, pues se perdió un número considerable de empleos de marzo a julio, y difícilmente se lograrán recuperar al menos en unos cuantos meses.

Recordó que el 7 de abril de este año, ya con pandemia, el Presidente López Obrador prometió que se generarían 2 millones de empleos al 31 de diciembre, “cosa que desde un principio sabíamos que sería difícil, muy buenos deseos pero imposible, y es que ni siquiera hemos llegado a recuperar los empleos perdidos entre marzo y junio”.

Consideró que a nivel estatal se han tomado mejores decisiones para hacer frente a la pandemia, pues se ha antepuesto la salud de la población, pero también se ha buscado la manera de afectar lo menos posible a la economía y a las empresas, que son las generaciones de fuentes de trabajo y riqueza.

Se han tenido cosas rescatables entre las intenciones de las autoridades estatales, aunque también se han tenido fallas importantes, como resultó la Ruta del Vino, que si bien se quiso motivar a los empresarios, en realidad “fue una mala decisión de permitir que este evento, donde puede haber mucha gente y contagios de muchas personas. Por eso, fue una muy mala decisión, también haber permitido un maratón donde la gente está corriendo y sudando”.

En contraparte, se puede calificar como buena determinación, el cierre de establecimientos no esenciales y la Ley Seca, a pesar de que esto haya ocasionado otro fuerte golpe a la economía de Aguascalientes, “económicamente son dos semanas catastróficas, porque imaginen lo que está esperando un negocio para llevar a cabo el Buen Fin y más que dura 12 días, y que de repente tiene que cerrar su negocio porque es una instrucción del gobierno estatal.

“Fue golpe letal para la muchas empresas, “este tema del COVID 19 de la pandemia nos ha afectado a muchos”, y dadas las condiciones actuales, se duda que haya recuperación tanto de empresas y por ende, una pronta recuperación de plazas laborales.