El Desarrollo Especial Parque Ecológico el Cedazo, ubicado en Paseo de Ojocaliente 5, le da la oportunidad de adentrarse en la Cueva de Juan Chávez, visitar el Caracol, la presa y otros atractivos que puede recorrer en familia, en esta temporada de restricciones por la pandemia COVID.

El trayecto dura alrededor de una hora con 45 minutos y el cupo máximo es de ocho personas, con un costo de 10 pesos por adultos y cinco pesos por niño.

Sólo hay un recorrido a las nueve de la mañana, de martes a viernes, y 2 el domingo, dentro del horario de las 9:00 a 14:00 horas; el teléfono para agendar es el 449 9741231.

La visita a la recreación de la Cueva de Juan Chávez, incluye datos históricos y leyendas referentes a este personaje, que nació en 1831, en la Hacienda de Peñuelas y su nombre cobra fama a mediados del siglo 19.

Era un salteador de caminos que utilizaba como refugios los cobijos rocosos de la serranía de Los Gallos y, según se cuenta, los múltiples túneles bajo la ciudad de Aguascalientes, que formaron parte de sus escondites y alternativa de escape.

Durante la intervención francesa se sumó a las tropas franco-mexicanas ostentando el cargo de coronel auxiliar y tras la toma de nuestra ciudad por parte del ejército francés fue asignado como “Prefecto Político”, máxima autoridad en nuestra entidad en aquella época; fue destituido al cumplir sólo tres meses en ese cargo, volviendo a su actividad de bandolero y finalmente fue asesinado por sus propios compañeros en 1869, en San Sebastián del Álamo, Encarnación de Díaz, Jalisco.

En el Área Temática de “El Caracol” se describen algunas de sus andanzas y leyendas, y también es conocida como la Caja de Agua, que es una obra hidráulica que data de 1730 construida por Don Matías de La Mota Padilla, cuyo propósito fue el conducir agua por medio de un túnel de casi cuatro kilómetros de trayecto, excavado por la mano de obra de mineros y prisioneros de aquella época.

Fue proveedor de agua de las antiguas huertas frutales y principalmente del Barrio del Encino; se especula que los ductos subterráneos que lo componen fueron escondite del bandido Juan Chávez y que en algún punto del mismo ocultaba el botín de sus asaltos; también se menciona que fue escondite de soldados cristeros a principios del siglo XX.

La zona de Paleoesculturas, es un espacio en el cual se describe la riqueza fosilífera y las principales especies prehistóricas que habitaron en esta región hasta el final de la conocida como “edad del hielo”.