En el Centro Comercial Agropecuario regresó el desorden por parte de los empleados y condóminos que nuevamente metieron sus coches sin respetar las señalizaciones de los cajones, atiborrándolo de vehículos particulares que le quitan los espacios a los clientes. El presidente de la Administradora, Gerardo Palomino Macías, denunció esta situación y consideró como lamentable que un grupo reducido comerciantes inconformes haya logrado un amparo para la suspensión temporal de las plumas de acceso del estacionamiento. Esto, dijo, frenó el proceso que apenas iniciaba para poner orden al interior del mercado. Agregó que ahora, queda demostrado que la gente regresa a sus viejas prácticas que dificulta el acceso a compradores.
Del mismo modo, Palomino dio a conocer que un considerable número de condóminos quieren volver a reunirse porque el proyecto de las plumas de acceso y el cobro por estacionamiento debe continuar por el bienestar de todos. Finalmente, lamentó que los 300 trabajadores que habían sacado sus vehículos llevándolos a otros estacionamientos, hayan regresado al mercado al enterarse que no se estaba cobrando por su acceso y en consecuencia regresaron las quejas y las protestas por la invasión de espacios con las camionetas de otros en lugares que no les corresponden.