Profunda preocupación generó ayer en el conjunto de la población la ejecución de dos personas en el estacionamiento de un centro comercial del norte citadino, en un aparente ajuste de cuentas que sembró pánico en los alrededores y una intensa movilización policiaca en el sector.

Al respecto, el vocero de la Mesa de Seguridad y Justicia de Aguascalientes, Roberto Díaz Ruiz, lamentó los hechos y el desasosiego que genera el que algunas cuentas pendientes entre lo que aparenta ser una agresión de la delincuencia organizada, se estén dirimiendo en nuestra ciudad, especialmente en espacios concurridos y en horas hábiles.

Como representante del equipo de gobernanza local, integrado para desarrollar una agenda común de seguridad, con autoridades y ciudadanos, aseveró que “preocupa mucho que esto esté ocurriendo en Aguascalientes luego de que ya teníamos tiempo de estar tranquilos”.

Consideró un agravio que actuaciones de tan grave nivel se lleven a cabo a plena luz del día, con evidente planeación que permitió cubrir su ruta de escape, sin respeto a ciudadanos que pueden ser victimas inocentes ni mucho menos a las autoridades.

En entrevista, Díaz Ruiz refirió que si bien Aguascalientes sigue siendo una de las entidades más seguras del país, “eso no nos debe de conformar y siempre hay que mejorar lo que ya se tiene”.

En ese sentido destacó que en casos así se refrenda la exigencia para quienes tienen la encomienda de velar por nuestra seguridad, para que las cosas se han mejor, porque “algo estamos haciendo mal”.

“Quizá el blindaje de Aguascalientes no ha sido el adecuado y esto supone que hay que imprimir un esfuerzo adicional para que se cumpla con la obligación que se tiene”, agregó el empresario.

Finalmente subrayó que la ciudadanía como tal debe sumarse denunciando, participando y siendo solidaria, en tanto que hay “mucho trabajo para las autoridades de seguridad pues tendrán que replantear estrategias porque esto no debe de continuar”.