En Aguascalientes se tiene una movilidad bipolar con avenidas de flujo continuo donde el peatón o el ciclista no pueden cruzar al otro lado y se da una total prioridad a los automóviles, así lo estableció Josafat Martínez de Luna, alcalde de la bicicleta en Aguascalientes.

Entrevistado en el marco de las actividades con motivo de la celebración del Día Mundial de la Bicicleta que se conmemora este 3 de junio, el activista lamentó que la pirámide de movilidad en Aguascalientes esté invertida, ya que primero tiene prioridad el automóvil, luego el transporte público, enseguida el ciclista y al final se ubica al peatón.

Detalló que como parte de las actividades realizadas para conmemorar esta importante fecha, participaron las cinco asociaciones ciclistas de Aguascalientes junto con la Cruz Roja y el ISSEA quienes se instalaron en el cruce de Madero y Morelos en el centro y llevaron a cabo un conteo de quienes utilizan la ciclovía de Madero y se determinó que un promedio de 80 ciclistas por hora cruzan dicha vía.

Estableció que las organizaciones ciclistas piden a las autoridades con urgencia que se reduzcan las velocidades en la ciudad para hacer una ciudad más humana y salvaguardar la vida inclusive del automovilista. “Pedimos que en casi todas nuestras colonias y calles de la ciudad sean de 30 kilómetros por hora y no más de 50 en vías primarias y que no haya flujos continuos porque es continuo para el carro y es discontinuo para la vida del peatón y del ciclista”.

Consideró importante que la autoridad de Vialidad ponga mano dura en la actuación de los conductores de vehículos automotores para bajar la incidencia de accidentes y hacer que se respeten las velocidades en las calles y avenidas.

En lo que va del año van 5 muertes de ciclistas en hechos viales; en el 2020 fueron 11 ciclistas fallecidos y 21 en el 2019. Es decir, el año pasado se redujeron las tragedias de ciclistas en 50% y aumentó 2% el uso de la bicicleta con la pandemia. Mientras que la estadística de muertes de automovilistas en Aguascalientes es de 300 al año en promedio. “Es más seguro andar en bicicleta que en auto”.