Leo Montañez, abanderado de la coalición PAN, PRI y PRD a la presidencia municipal de Aguascalientes, destacó que después de 30 años de concesión, en su administración se le devolvió el servicio de agua potable a los ciudadanos, a través de un organismo público descentralizado que opera de forma profesional y transparente mediante un consejo ciudadano.
El candidato de la coalición “Fuerza y Corazón por Aguascalientes” enfatizó el trascendental logro de su administración: la transferencia del control del suministro de agua a un organismo público descentralizado, el cual es operado por un consejo ciudadano y promete gestionar el servicio de manera profesional y transparente, dando voz a las necesidades y preocupaciones de la población.
Ante la proximidad de los comicios electorales y en su búsqueda por la reelección, hizo un llamado a los ciudadanos para que depositen nuevamente su confianza en el proyecto que lidera. Argumentó que su gestión ha demostrado convicción, determinación y experiencia en el abordaje de los temas prioritarios para el estado.
El candidato resaltó una inversión histórica durante su mandato en la construcción de tres mega tanques de almacenamiento en ubicaciones estratégicas como Miradores, Ojocaliente III y Mujeres Ilustres. Además, se han realizado obras de perforación, construcción, equipamiento y suministro de más de 20 pozos y líneas de conducción para fortalecer la distribución de agua potable en la región.
Sin embargo, reconoció que aún queda un largo camino por recorrer en materia de gestión del agua, por lo que se compromete a impulsar nuevas obras y a concluir las que están en curso, con el objetivo de garantizar que el servicio llegue de manera efectiva a todos los hogares de Aguascalientes.
El retorno del control del agua potable a manos públicas representa un hecho importante y un compromiso renovado por parte del candidato de la coalición “Fuerza y Corazón por Aguascalientes” y de su equipo para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.