Sólo el 10% de los componentes que utiliza la industria automotriz en Aguascalientes, es de origen nacional, el 90% se trae de fuera, lo que significa que no se está favoreciendo a las micro y pequeñas empresas del estado con participación en la cadena de suministro, aseguró Mario Rivero Cáceres, presidente de COSCAC.

Sostuvo que vivimos en una entidad que cuenta con un importante proceso de industrialización, con la instalación de todas las plantas armadoras de coches que se han situado en la localidad, “sin embargo es importante que no nos vayamos solo con esta imagen fría, sino que lo contrastemos con el tema de desarrollo económico que tiene que ver con el desarrollo urbano y social”.

Por lo que consideró que llevamos 30 años perdidos, pues no se tuvo la capacidad que han demostrado otros países, de apoderarse de la industria.

“Todavía en nuestro país, no logramos subir a nuestras empresas a esa cadena de suministros (…) porque no cubrimos los requisitos de calidad y competitividad que nos están marcando como pauta para comprarnos”, señaló.

Explicó que Aguascalientes no está tan bien como los gobernantes lo presumen, pues cerca del 50% de las actividades productivas y además de la población económicamente activa vienen de la informalidad, factor que desencadena una serie de problemáticas.

Además apuntó que en Aguascalientes 17.2% de la población se encuentra en rezago educativo, mientras que el 19.7% presenta carencias de acceso a la salud.

Así mismo indicó que más del 40% de los aguascalentenses, no tiene acceso a la seguridad social.

Esto, aseguró, no es producto solo de los últimos 6 años, sino una reacción sistémica que viene de mucho más atrás y que lo que pasa es que independientemente del color que va llegando al gobierno del estado, la lógica sigue siendo la misma.