Se prevé otro mal año para la industria de la construcción, pues de acuerdo al proyecto de presupuesto de egresos habrá una reducción de 200 millones de pesos para obras públicas y el Directo Estatal para este rubro quedaría sólo en 100 millones de pesos, de ser aprobado el paquete económico como está planteado.

Jaime González Díaz de León, secretario de Finanzas del Estado, informó que como parte del Directo Estatal sólo se han contemplado 100 millones de pesos para obras públicas, aunque falta esperar cuánto recurso enviará la Federación, lo cual se podría conocer en el transcurso de diciembre o enero.

Pero de entrada, externó, “será otro año complicado para la industria de la construcción”, pues en años anteriores se tenían inversiones en este rubro superiores a los 300 millones de pesos, como ocurrió este año y que ya de por sí fue difícil para el sector de los constructores.

Ahora bien, no se trata sólo de la afectación que podría tener una de las industrias claves por los más de 47 rubros de proveeduría que dependen de este sector y que generan movimiento económico, sino también el Gobierno del Estado al tener que limitar los proyectos que se tienen previstos y elegir los prioritarios.

El titular de Finanzas del Estado comentó que si bien esto podría generar un desacelere en el sector de la construcción al reducir las obras públicas, habrá que esperar cuánto podría considerar la Federación para este tema, y que todavía no se tiene la certeza de lo que se destinará, “pero al menos de lo que es el Directo Estatal tendremos sólo 100 millones de pesos, 200 menos que este año y que ya de por sí era muy bajo”.