Las caídas pueden ser mortales en las personas adultas mayores, ya que dejan secuelas que pueden ser temporales o permanentes, señaló la directora de Servicios Médicos del DIF Estatal, Teresa Guadalupe Medina Macías, quien detalló que dicha instancia trabaja en acciones en favor de la prevención.
La funcionaria estatal comentó que a medida en que envejecemos, nuestro cuerpo sufre modificaciones y alteraciones de manera progresiva e inevitable, sin embargo, diversos estudios han demostrado que el ritmo de estos cambios puede ser modificado con la actividad física, aunque se ha encontrado que dos terceras partes de las personas mayores de 60 años son totalmente sedentarias o practican de manera irregular alguna actividad física y se ha sabido que para las personas que sí hacen ejercicio es benéfico para la salud tanto física como mental y les mejora su autoestima, el autocontrol, el funcionamiento autónomo, los hábitos de sueño, las funciones intelectuales y las relaciones sociales.
Indicó que otros estudios señalan que uno de cada tres adultos mayores de 65 años sufre una caída anual, cifra que se eleva en los mayores de 75 años. Recalcó que las caídas son generadoras de lesiones físicas y emocionales y en los adultos mayores son frecuentes la fractura de muñeca o de cadera, esguinces, luxaciones y desgarres que pueden llevar a una discapacidad temporal o permanente, lo que puede traer otro tipo de consecuencias como es un costo elevado económico para la familia.
Por lo anterior, dijo que el DIF Estatal promueve un Programa de Prevención de Caídas mediante una serie de ejercicios y recomendaciones que mejoran la calidad de vida de los adultos mayores, que les permita aumentar su fuerza muscular, mejorar su equilibrio y corregir la forma de caminar.
Finalmente, dijo que el área de Servicios Médicos del DIF trabaja en la Clínica de Columna que próximamente se va a abrir para atender exclusivamente a pacientes con problemas de la columna vertebral. “La Señora Yolanda Ramírez de Orozco cada día nos pide que mejoremos la calidad de atención de los pacientes, por eso es que nació este proyecto de la Clínica de Columna a fin de integrar nuevamente a estas personas que sufren de lesiones a su ámbito laboral y social y puedan continuar con esta calidad de vida”.