Gustavo Pedroza Rodríguez fue sentenciado como culpable por los delitos de violación equiparada y atentado al pudor en contra de una menor de edad con la cual mantenía vínculos consanguíneos. Como consecuencia de estos actos, se le impuso una pena de 50 años de prisión.
El juez de la causa determinó, basándose en los elementos reunidos en las carpetas de investigación, que estos hechos ocurrieron entre los años 2020 y 2022, en los municipios de Jesús María y en una colonia ubicada en la zona oriente de la ciudad de Aguascalientes.
La víctima reveló lo sucedido a su madre, quien acudió de inmediato ante la autoridad ministerial para presentar la denuncia contra el sujeto. Esto inició una investigación por parte de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Sexuales, Justicia Familiar y de Género.
Mediante dictámenes científicos, se estableció la relación del sujeto con los delitos, lo que llevó a la obtención de una orden de aprehensión que fue cumplimentada por la Policía de Investigación.
La resolución del Tribunal Unitario de Enjuiciamiento impuso una pena de 50 años, tres meses y 18 días de prisión, además de una multa equivalente a mil 150 días, que corresponde a la cantidad de 101 mil 346 pesos con 40 centavos, a favor del Fondo para la Administración de la Justicia del Poder Judicial del Estado. También se determinó la reparación integral del daño causado a la agraviada, cuyo monto se establecerá en la etapa de ejecución de la sentencia.