Un maniático sexual que está relacionado con varias violaciones fue sentenciado a más de 25 años de cárcel tras ser encontrado responsable de la agresión sexual que sufrió un taxista en el año 2019.
Tras llegar al final del proceso penal en su contra, y durante la audiencia de individualización de sanciones y reparación del daño, el Tribunal Colegiado de Enjuiciamiento determinó, por unanimidad de votos, la culpabilidad de Horacio L. M., de 34 años, en los delitos de violación y robo calificado, por lo que fue sentenciado a 25 años y seis meses de prisión.
Con base en las pruebas aportadas por el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, Horacio fue encontrado culpable de los delitos antes señalados.
Partiendo de dichas sanciones, fue condenado a 13 años de prisión por el delito de violación, mientras que, por el delito de robo calificado, recibió una condena de 12 años y seis meses de cárcel.
Cabe hacer mención, además, que se le condenó al pago de una multa por 23 mil 396 pesos.
Asimismo, debido a que la persona que fue víctima de la agresión sexual murió durante el desarrollo del proceso penal, Horacio tendrá que pagar una cantidad monetaria por concepto de reparación del daño moral y material a favor de la esposa de la víctima.
Los hechos por los que este individuo recibió la sentencia condenatoria ocurrieron durante la madrugada del día 30 de agosto del año 2019, cuando la víctima, un taxista de 76 años, se encontraba trabajando a bordo de su vehículo de alquiler marca Nissan Tsuru, color rojo.
Al circular por la calle 5 de Mayo, en la zona Centro y llegar al cruce con la calle Ignacio Zaragoza, fue interceptado por Horacio, quien iba saliendo del Bar El Ranchero, que se ubica en esa zona, y le pidió un servicio para que lo trasladara hasta su trabajo, en el poblado de El Refugio de Peñuelas.
Sin embargo, cuando el taxista llevaba al pasajero a su destino, Horacio lo llevó hasta una terracería ubicada en el poblado de San Antonio de Peñuelas, donde lo sometió por la fuerza y lo atacó sexualmente, para después dejarlo amarrado de pies y manos con unos pedazos de alambre y, enseguida, lo despojó del vehículo de alquiler, en el que se dio a la fuga.
Fue durante la madrugada del día 8 de septiembre, que policías preventivos de Aguascalientes, quienes realizaban labores de vigilancia por una terracería que conduce al poblado de San Antonio de Peñuelas, observaron a una persona del sexo masculino que iba corriendo, por lo que decidieron interceptarla.
El sospechoso resultó ser Horacio, quien ya era buscado por agentes de la PME, debido a que estaba involucrado en varios asaltos a taxistas y en agresiones sexuales a hombres y mujeres.