Por ganarse 17 mil pesos, ahora tres individuos tendrán que pasar medio siglo tras las rejas.
Y es que un juez de Control y Juicio Oral Penal los encontró culpables en la comisión del delito de privación ilegal de la libertad y los sentenció a 50 años de prisión, además de que tendrán que regresar el dinero que recibieron como pago para dejar en libertad a su víctima.
Se trata de quienes responden los nombres de José Alberto, Alejandro y Jorge Said, quienes se encuentran recluidos en el Centro de Reinserción Social para Varones.
La Fiscalía General del Estado logró esta importante condena, con base en las pruebas presentadas por el agente del Ministerio Público.
Los hechos por los que fueron condenados se registraron el día 23 de diciembre del año 2019, cuando Jorge Said y Alejandro, así como otras dos personas que no han sido detenidas, arribaron a un domicilio ubicado en la colonia Gremial y privaron de su libertad a un joven.
Posteriormente, a bordo de un vehículo que era conducido por José Alberto, llevaron a la víctima a un inmueble donde lo mantuvieron privado de su libertad en contra de su voluntad.
Los ahora sentenciados se comunicaron con familiares del afectado y les pidieron la cantidad de 100 mil pesos por su libertad. Sin embargo, al final se conformaron con recibir 15 mil pesos y un generador de electricidad valuado en 2 mil pesos.
Al día siguiente, el afectado fue liberado y una vez que estuvo a salvo, los familiares acudieron a la Fiscalía General del Estado para denunciar los hechos, iniciándose así una investigación que derivó en la detención de los ahora sentenciados.