José de Jesús López de Lara

Una gran movilización policiaca se registró el domingo al mediodía en la colonia Estrella, luego que sicarios ejecutaron a balazos a uno de los líderes del grupo criminal “La Oficina”, quien apenas hace unos meses había recuperado su libertad tras haber permanecido casi 8 años recluido en un Cefereso.
Se trata de Edgar Eduardo G. M., alias “El Negro”, de 38 años, a quien actualmente se le vinculaba con la organización criminal CJNG.
Fue aproximadamente a las 12:30 horas del domingo, cuando sicarios lo “cazaron” mientras se desplazaba en su camioneta Toyota Tacoma pick up, color plata y placas de circulación de San Luis Potosí, por la avenida Centauri y esquina con la calle Aries, en la colonia Estrella.
Al momento del ataque armado Edgar Eduardo, alias “El Negro” iba acompañado de su esposa quien resultó ilesa.
Aparentemente los sicarios ya lo tenían vigilando, pues lo sorprendieron cuando iba saliendo de su domicilio ubicado en el fraccionamiento Residencial Nueva Andalucía.
En la escena del crimen fueron localizados 19 casquillos percutidos y la camioneta Toyota Tacoma presentaba por lo menos 4 impactos de bala.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”, encabezados personalmente por el secretario de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes, comisario Antonio Martínez Romo; así como policías viales, policías estatales, la ambulancia ECO-420 del ISSEA, los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
También acudieron agentes de la Unidad de Combate al Narcomenudeo y del Grupo Anti-Secuestros de la FGE, debido a que estaban investigando a Edgar Eduardo, alias “El Negro”, por sus actividades delictivas tras haber recuperado su libertad.
Este peligroso capo fue capturado en el año 2012 en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, por agentes de la PGJE de Aguascalientes que en ese entonces encabezaba el procurador Felipe de Jesús Muñoz Vázquez. Se le señalaba como líder del grupo delictivo “La Oficina” y se le involucraba en por lo menos 20 ejecuciones, entre ellas las de varios policías preventivos de Aguascalientes y de policías ministeriales.
Tras el desmantelamiento de “La Oficina” el Cártel de Sinaloa vino a ocupar su lugar en Aguascalientes. Aparentemente, tras haber recuperado su libertad, “El Negro” comenzó a trabajar para el CJNG, por lo que se presume que debido a ello se dio la orden de ejecutarlo.