Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- José Rodrigo Aréchiga, “El Chino Antrax”, un operador de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán” fue ejecutado en Culiacán junto con su hermana y su cuñado.
En 2002, Aréchiga armó el grupo de sicarios “Los Antrax” para enfrentar a los Beltrán Leyva.
Después, “El Chino Antrax” operaba las redes del cártel del Sinaloa en Europa y en diciembre de 2013 fue detenido en Ámsterdam y extraditado a Estados Unidos por tráfico de drogas.
En diciembre de 2019 salió de la cárcel y consiguió el beneficio del arresto domiciliario, sin embargo, el pasado 6 de mayo ya no fue localizado.
Aréchiga regresó a Culiacán y el sábado un comando lo levantó de un domicilio. Su cuerpo y el de sus familiares aparecieron en un camino de terracería abordo de una camioneta BMW.