José de Jesús López de Lara

El director de la Policía Preventiva de Loreto, Zacatecas y dos oficiales que fueron víctimas de un “levantón” el pasado lunes 8 de noviembre, fueron ejecutados de un balazo en la cabeza y sus cadáveres fueron “sembrados” en la carretera federal No. 25, a la altura del municipio Real de Asientos, Aguascalientes.

El macabro hallazgo se realizó el domingo a las 06:30 de la mañana, a un costado de la carretera federal No. 25 Aguascalientes-Loreto, Zacatecas, a la altura del kilómetro 45+000, frente al poblado de Crisóstomos.

Fueron unos automovilistas que pasaban por el lugar, quienes alertaron al número de emergencias 911, al reportar que a un costado de la cinta asfáltica, se encontraban los cadáveres de tres personas del sexo masculino.

Lo anterior provocó la inmediata movilización de numerosas patrullas de la Policía Preventiva de Asientos, de la Policía Estatal y de la FGE, además de una ambulancia del ISSEA.

Los cadáveres de los tres hombres –dos de los cuales aún portaban el uniforme de la Policía Preventiva de Loreto, Zacatecas-, estaban tirados a un costado de la carretera, en los carriles de circulación norte-sur.

Todos ellos estaban maniatados de las manos, presentaban huellas de tortura y fueron ejecutados de un balazo en la cabeza. Debido a que en la escena del crimen no se localizaron casquillos percutidos, se presume que fueron asesinados en otro lado y sólo en ese lugar “sembraron” los cadáveres.

Mientras policías estatales y policías preventivos de Real de Asientos brindaban seguridad perimetral, los agentes del Grupo Exterior “Asientos”, Grupo Homicidios y Grupo Anti-Secuestros de la PDI, iniciaron con las investigaciones correspondientes.

Se logró establecer que las víctimas mortales eran el director de Seguridad Pública Municipal de Loreto, Zacatecas y dos de los policías preventivos de la misma corporación policiaca.

Todos ellos estaban reportados como desaparecidos, luego de que durante la madrugada del lunes 8 de noviembre, un comando armado a bordo de tres camionetas, arribó a la Comandancia de la Policía Preventiva de Loreto, Zacatecas y “levantó” a los dos agentes municipales.

Posteriormente, se trasladaron al domicilio del director de la corporación policiaca y tras sacarlo a la fuerza, se lo llevaron con rumbo desconocido, por lo que desde entonces se ignoraba su paradero. A raíz de lo anterior, la Fiscalía General de Zacatecas había iniciado una investigación.

Los tres cadáveres fueron levantados por personal de la Dirección de Investigación Pericial y en la ambulancia de Servicios Periciales fueron trasladados al SEMEFO. Mientras tanto, el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE inició una carpeta de investigación por la triple ejecución.

¡Participa con tu opinión!