José de Jesús López de Lara

De un balazo en la cabeza fue ejecutado anoche un presunto distribuidor de drogas apodado “El Whiskas”, en calles del fraccionamiento Villas del Río.
Lo anterior provocó una fuerte movilización policiaca en la zona oriente de la ciudad, pero no se logró dar con el paradero de los sicarios, quienes lograron escapar a bordo de un automóvil VW Golf, color rojo y vidrios polarizados.
Fue a las 23:50 horas del miércoles, cuando habitantes de la calle Río Cotlamani, en el fraccionamiento Villas del Río, reportaron que se estaba registrando una balacera.
Lo anterior provocó la movilización de policías preventivos del Destacamento “Terán Norte” y del Grupo de Operaciones Especiales de la SSPM, además de agentes de la Fiscalía General del Estado.
Fue en la finca ubicada en la calle Río Cotlamani y casi esquina con la calle Río Yaqui, en el fraccionamiento Villas del Río, donde se localizó el cadáver de un individuo que fue identificado como Fernando Arturo, alias “El Whiskas”, de 31 años, y quien fue señalado como narcomenudista.
Esta persona presentaba un balazo en la cabeza, lo que provocó que muriera de manera instantánea.
A la escena de la ejecución arribaron militares de la XIV Zona Militar, quienes proporcionaron seguridad perimetral, además de una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
Asimismo, acudieron a realizar las investigaciones correspondientes los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE y el personal de la Dirección de Investigación Pericial, quien se encargó de realizar el levantamiento del cadáver de Fernando Arturo, siendo trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo).
Un testigo de la agresión manifestó haber observado cuando arribó un automóvil VW Golf, color rojo y vidrios polarizados, en el cual viajaban cuatro personas del sexo masculino de aspecto cholos y jóvenes de entre 20 y 25 años.
De la unidad automotriz descendió un individuo que vestía una sudadera color negro y un pantalón de mezclilla color azul, quien se aproximó hasta donde se encontraba Fernando Arturo y tras hacerle algunas preguntas, repentinamente lo mató de un balazo en la cabeza, con una pistola tipo escuadra.
El sicario regresó corriendo hacia el vehículo donde lo esperaban sus cómplices, para después escapar hacia la avenida José E. Femat Gutiérrez.
Se implementó un operativo de búsqueda que se extendió por toda la zona, abarcando los fraccionamientos Villas del Puertecito, Villa Montaña y VNSA, pero no se logró dar con el paradero de los sicarios.
Esta fue la segunda ejecución registrada el miércoles, luego de que poco antes, a las 21:00 horas, fue ejecutado en la calle 12 de Diciembre y casi esquina con la calle 16 de Septiemnbre, en la colonia 2 de Octubre, de un balazo en el pecho, otro presunto distribuidor de drogas identificado como Santiago de Jesús, alias “El Mazapán”, de 21 años.