Ariadna Rotceh Barragán Lobo 
Agencia Reforma

CDMX.- Con disparos directos al rostro, dos israelíes fueron ejecutados ayer por la tarde en un concurrido restaurante de la Plaza Artz Pedregal.

Dos personas, un hombre no identificado y una mujer reconocida como Esperanza Gutiérrez, de 33 años de edad, cometieron el atentado, respaldados por tres cómplices que los aguardaban al exterior.

La mujer, que portaba una pistola calibre 9 milímetros fue detenida. Su acompañante en la ejecución huyó con un arma larga.

Tras la balacera y en su huida, los agresores hirieron a un policía que les enfrentó en el estacionamiento de la plaza.

Conforme versiones oficiales, Esperanza -quien portaba una peluca rubia- y su acompañante ocupaban una mesa del restaurante y repentinamente se levantaron para disparar directamente contra sus víctimas identificadas como Azulay Alon y Johny Ben.

El ataque provocó estupor de los comensales que se tiraron al suelo para ocultarse debajo de las mesas.

Agentes de seguridad intentaron detener a los agresores desatándose una balacera.

En los pasillos de la plaza se contabilizaron al menos 44 indicios balísticos. Los comercios y restaurantes de la Plaza fueron cerrados con clientes en su interior.

En el escape, la mujer arrojó su arma y corrió hacia la Avenida Picacho Ajusco, donde se despojó de la peluca y prendas de ropa. Fue detenida por policías preventivos. Los demás escaparon en un auto Nissan Versa, azul.