Se trató de una ejecución el feminicidio que quedó al descubierto el pasado viernes por la tarde-noche en el municipio de Calvillo, luego de que médicos forenses realizaron la necropsia al cadáver de la víctima, determinaron que presentaba impactos de bala en la cabeza que le destrozaron el cráneo.
Cabe destacar que hasta el momento la víctima sigue sin ser identificada y su cadáver permanece en calidad de desconocido en el Servicio Médico Forense.
Se informó que se trata de una mujer de entre 35 y 40 años, la cual vestía una blusa de tirantes color negro, un pantalón tipo “pescador”, de mezclilla en color azul y sandalias en color negro.
El cadáver de la mujer fue encontrado tirado el pasado viernes a las 19:30 horas, a un costado de la carretera federal No. 70, altura de la terracería que conecta a la estación de transferencia, en el poblado de Cebolletas, en el municipio de Calvillo.
Al lugar del hallazgo acudieron policías preventivos de Calvillo y policías estatales, una ambulancia del ISSEA, una unidad de Bomberos Municipales de Calvillo y agentes del Grupo Exterior de la PDI.
Se logró determinar que la mujer fue ejecutada de varios balazos en la cabeza. Hasta el momento se desconoce la identidad de los agresores, quienes se dieron a la fuga.
Las investigaciones correspondientes las llevan a cabo los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE.
Aunque se realizaron recorridos en los poblados de Colomos, El Sauz, El Cuervero, Valle de Huejúcar, Jáltiche de Arriba, Jáltiche de Abajo, El Salitrillo, entre otros más del municipio de Calvillo, no se ha logrado identificar a la mujer, por lo que no se descarta que sea originaria de otra región del país.