Al informar que la primera generación de la Prepa Militarizada egresa este ciclo lectivo 2020-2021 con 51 jóvenes, el subdirector de Educación Media Superior del IEA, Noé García Gómez, señaló que esta modalidad cuatrimestral, de dos años, ha superado todas las expectativas académicas y de impacto social.

Indicó que las solicitudes de ingreso al bachillerato han ido en aumento cada año escolar y, en la actualidad, existe mucha expectativa de estudiantes y de padres de familia, quienes quieren conseguir alguno de los 70 espacios que estarán disponibles en dos grupos para el periodo 2021-2022.

Además, esta modalidad de educación media militarizada transformó totalmente el entorno social del fraccionamiento López Portillo, la cual era una zona abandonada, complicada e invadida por la drogadicción, delincuencia, inseguridad pública, así como para el ocio y los problemas sociales.

Sin embargo, dos años después, se tiene una escuela totalmente aceptada por la comunidad, pues ha resuelto muchos de esos problemas de inseguridad pública.

En entrevista con El Heraldo, el subdirector de Educación Media Superior del IEA detalló que la primera generación contó con 70 estudiantes y sólo 51 de ellos estarán egresando en el próximo mes de junio, lo cual es una buena cifra, tomando en cuenta las exigencias que reciben los alumnos por parte del Ejército, y también en el ámbito académico.

La XIV Zona Militar respeta al 100% la parte administrativa y académica de la escuela, pero existe colaboración y comunicación absoluta; esta primera generación tiene formación en disciplina militar, así como se ha aprendido práctica de primeros auxilios, rescate, entre otros saberes marciales.

Además, los estudiantes que egresan con los mejores promedios obtienen beneficios. Los dos primeros obtienen pase directo al Colegio Militar y quienes quieran ingresar a esta institución, que acepta únicamente alumnos con un promedio mayor a 8.5 de calificación, podrán no presentar un examen al dárseles estatus de “aprobado”, comentó finalmente Noé García Gómez.