La voluntad de los aguascalentenses por salir adelante rinde sus frutos, al registrarse menos casos de contagio y también una reducción de decesos a consecuencia del coronavirus, lo que no debe ser motivo de aflojar el paso, por el contrario, es fundamental continuar con el esfuerzo y atender puntualmente las recomendaciones sanitarias. Sólo así será posible que en un futuro quede atrás esta experiencia.

Para hacer más accesible el alivio a los enfermos, el gobernador Martín Orozco Sandoval anunció que habrá oxígeno gratuito a pacientes en casa y cuya atención no tiene límite de tiempo, lo que viene a ser un paliativo para muchas personas que han pagado importantes sumas por la adquisición de este producto.

El mandatario expresó un reconocimiento a los habitantes de todo el estado, porque ha sido gracias a cada uno que se entró a una fase más accesible, aunque aún existen enfermos o fallecimientos por esa razón y es motivo de preocupación, por lo que reiteró la exhortación a ceñirse a las disposiciones de las autoridades de salud. Señaló que en lo general hay números invariables y esto hace abrigar esperanzas de que poco a poco se vaya desterrando el virus, pero para ello se requiere no relajar las medidas de prevención, cumpliéndose en todo momento el protocolo. Sólo con el esfuerzo responsable y solidario se alcanzarán los objetivos que están previstos.

De continuar a este ritmo es posible que en dos semanas, o máximo tres, Aguascalientes llegue a semáforo verde, lo que permitirá ampliar las actividades sociales y económicas, que es el paso que todos esperan y que es posible lograr si se mantiene el ceñimiento a lo establecido.

En relación con el oxígeno, Orozco Sandoval mencionó que a partir del pasado 4 de marzo, el Gobierno del Estado a través del ISSEA, puso a disposición 100 tanques de oxígeno para dotar a pacientes hospitalizados por COVID-19 y que por recomendación de su médico tratante y con autorización del director del Hospital Hidalgo, deban estar en casa para su recuperación. El abasto será gratuito y por el tiempo que lo necesite el enfermo, hasta lograr su alta definitiva. El acto es posible en respuesta a un acuerdo que tuvo con una empresa privada para que dote al Estado de tanques, que serán recargados de manera gratuita y puedan seguir el tratamiento en su hogar.

Por lo descrito, sólo queda hacer resonar el cántico de los aficionados al futbol cuando juega la selección nacional, que arengan a los jugadores con un “Sí se puede” y vaya que en materia de salud sí se puede salir avante, basta un poco de esfuerzo y voluntad.

PANORAMA OSCURO

La Ley de la Industria Eléctrica que recién aprobaron diputados y senadores de MORENA podría traer consecuencias funestas para Aguascalientes, al estar en vías de cancelarse inversiones por 800 millones de dólares, que se irían a Centro o Sudamérica.

Al hacer un breve balance de lo ocurrido en el Congreso de la Unión, el presidente local de la Coparmex, Juan Manuel Ávila Hernández, señaló que la contrarreforma eléctrica que promovió el presidente de la República manda hasta el último lugar a las energías limpias, por lo que su salida del país es cuestión de tiempo. En el caso local, mencionó que aquí se encuentra el 33% de la energía solar el país, por lo que el daño será muy alto y que, seguramente, obligará a trasladar los negocios a un país en donde exista respeto a la inversión.

El problema también es laboral, porque si se llega al cierre de las empresas se perderán alrededor de 600 empleos directos y otros que estaban previstos cubrir en los parques fotovoltaicos que ya funcionan en la entidad. Se han creado 7 parques y 2 están en proceso de construcción, además de otros 3 proyectados, que entran en una situación ambigua porque se deben recabar los permisos y con los cambios a la ley frenan el programa, “estamos hablando de 12 parques de 50 personas, entonces serían 600 empleos que se estarían perdiendo ya de manera permanente”.

Ávila Hernández resaltó que esta entidad concentra el 33% de toda la energía solar del país y con el precio más barato de esta energía en todo el continente, porque mientras el precio oscila entre 1,600 y 2 mil 200 pesos el megawatts/hora con fuentes como el combustóleo, con fuentes renovables es entre 500 y 600 pesos, pero en Aguascalientes está en 300 pesos, esta energía no se podrá vender, lo que significará un perjuicio de 800 millones de dólares, que ya están invertidos, además de lo que está previsto.

El presidente de Coparmex explicó que de acuerdo a los cálculos de los analistas, de irse las empresas sacudidas a arbitrajes internacionales y que lleve al Gobierno a la demanda, como es posible que ocurra, la cifra oscilará entre los 20 mil y 120 mil millones de dólares, que se van a terminar pagando por querer hacer las cosas como hace 60 años, además de que dichas empresas parece que su giro será el de un bufete jurídico, “porque todo el tiempo están pensando en amparos, en recursos legales y en arbitrajes internacionales”.

TOMAN EL OLIVO

Una vez más se cumple la sentencia, de que “el que parte y reparte se queda con la mayor parte”, por lo que es normal que quienes están en el poder quieran conservarlo por el tiempo que sea posible, unos por la vía de la reelección y otros brincando de lugar, el caso es no quedar fuera del presupuesto, porque debe de ser inconsolable tener que volver a trabajar.

Cuando el llamado Apóstol de la Democracia encabezó la insurrección en contra de las múltiples reelecciones del presidente Porfirio Díaz, no se imaginó que al paso del tiempo volvería a repetirse la fórmula de extender el mandato, lo que hizo inexistente el apotegma “Sufragio efectivo, no reelección”, que por décadas fue una especie de freno total a las intentonas de alargar el cargo, sin embargo, un buen día senadores y diputados federales y por añadidura diputados locales y regidores, decidieron crear la “carrera parlamentaria”, sofisma con que escondieron su propósito de no soltar la batuta y desde entonces son más los que buscan seguir pegados al erario.

En esta ocasión, al cumplirse el término legal para solicitar licencia, los alcaldes de Jesús María y Aguascalientes, Antonio Arámbula y María Teresa Jiménez, decidieron separarse para ir, Arámbula tras la reelección y Jiménez por la diputación federal de representación proporcional. En ambos casos se van de manera temporal, ya que una vez que pasen las elecciones y se defina si obtuvieron lo que pretenden, volverán a su sillón, esto es, los tres últimos meses del actual período constitucional.

En el Congreso del Estado se marchan por la ratificación José Manuel Velasco Serna, Guillermo Alaniz de León, Guadalupe de Lira Beltrán, Luis García López, Patricia García, Karina Eudave Delgado, Gladys Ramírez Aguilar, Mónica Becerra Moreno, Margarita Gallegos Soto, Pedro Guzmán, José Manuel González Mota y Aída Karina Banda. En el caso de Margarita Gallegos se ha mencionado que su interés está en la Presidencia Municipal de San Francisco de los Romo, que ya gobernó.

Se desconoce si los diputados que pidieron licencia volverán a su curul después de las elecciones, pero si tienen un poco de delicadeza dejarán que los suplentes concluyan los dos años para los que fueron electos, aunque hay quienes tienen demasiado apego a los bienes monetarios y ambicionan estar de regreso para cobrar las últimas quincenas.

En el caso del alcalde Antonio Arámbula, se observa que si por él fuera se escrituraría la oficina que ocupa, ya que hace dos períodos fue alcalde y luego retornó para cubrir el actual y ahora busca la reelección. En cuanto a la alcaldesa María Teresa Jiménez, fue diputada federal, de donde saltó a la Presidencia Municipal y se siguió de frente por otros dos años, que son los que están por concluir y ahora regresa a la diputación federal, lo que espera que no sea por mucho tiempo ya que pediría licencia a principios de 2022 para contender por la gubernatura del estado, o en último caso por la reelección en el Congreso de la Unión.

La enseñanza que dejan todos estos movimientos es la lentitud con que se oxigena la vida interna de los partidos, al ser los mismos saltimbanquis que le cierran el paso a las nuevas generaciones, por lo que sólo unos pocos pueden ingresar a ese ambiente dorado, aunque luego caen en el mismo círculo vicioso.

SIN RESPUESTA

De los diversos asuntos que deja pendiente la alcaldesa María Teresa Jiménez es el del agua potable, que durante casi cinco años prometió resolver y a unos días de que se separe del cargo quedan más de 100 colonias sin el servicio, con el pretexto de que 13 pozos están en rehabilitación.

Durante varios meses prometió y se comprometió a que Veolia se iría, aunque en honor a la verdad no puso fecha, por lo que jugó con la necesidad de los ciudadanos que ya no saben a quién dirigirse para que se les dote del vital elemento. Incluso se formó una especie de consejo ciudadano que se encargaría de analizar las diversas facetas del sistema y propondría opciones para resolver “de una vez por todas” este añejo problema.

La única verdad es la situación en que se encuentran miles de familias, que ante la falta del vital elemento no tienen otra opción que pagarla a empresas particulares o comprar garrafones, con lo que esto significa para la economía del hogar, pero lo más lamentable es que pese a que no se suministra el servicio, Veolia lo cobra puntualmente, con el argumento que el título de concesión le autoriza a que aplique la tarifa mínima, lo que aquí y en cualquier parte es una sinvergonzonería, pero el Gobierno Municipal lo ha dejado pasar por quién sabe qué razones.

En la búsqueda de calmar la ira social CCAPAMA (Comisión “Ciudadana” de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Aguascalientes) ordenó a Veolia que active un plan para dotar de agua, mediante camiones-cisterna (pipas), a las 100 colonias, sin embargo Veolia cuenta sólo con 8 unidades y CCAPAMA con 4, cuando lo que se requiere son un mínimo de 25 que trabajen dos turnos diarios. La experiencia de los perjudicados les dice que sólo son atenuantes lo que se pretende, ya que se tardan semanas en que acuda el camión a su colonia y con la dotación que les entregan alcanza para dos o tres días, por lo que el problema persiste.

Tardíamente CCAPAMA se da cuenta que Veolia ha sido omisa en sus obligaciones. J. Refugio Muñoz de Luna, director de CCAPAMA, afirmó que “en los últimos 25 años la concesionaria se dedicó más a atender los problemas de las fugas, pero poco hizo por el mantenimiento de pozos, que son las fuentes de abastecimiento, y por esa razón en la actualidad se trabaja en esta materia primaria”. Lo inexplicable es por qué CCAPAMA, desde 2017 a la fecha, no hizo el menor esfuerzo de exigir que se remediara esta situación. De poco les sirve a los habitantes saber que no se le dio mantenimiento a los pozos, cuando lo urgente es que como sea se atienda esa necesidad.