La población indígena también se verá severamente afectada y mayormente rezagada en materia educativa ante la actual contingencia, al no contar con computadora ni televisión para apoyar la educación de sus hijos, así lo estableció María del Carmen Wuoto González, coordinadora de la Mancomunidad de la América India Solar en Aguascalientes (MAIS).

Apuntó que en dicha Asociación albergan a 35 niños indígenas de escasos recursos económicos, cuyos padres no siempre disponen del dinero para poder costear el pago de datos para sus teléfonos inteligentes. Por lo anterior, señaló que será difícil para estos menores poder presentar trabajos escolares al carecer de los equipos electrónicos necesarios, donde sus familias tienen que darle prioridad a la compra de alimentos.

Esta situación, dijo que implicará que los menores de este sector social van a tener un retraso académico muy grave, ya que no cuentan con televisión para poder seguir las clases y aunque en las instalaciones de la Casa MAIS tienen una, ésta no funciona bien, por lo que están viendo la posibilidad de conseguir alguna prestada o que alguien se las pueda donar. “El problema es que un solo aparato no nos saca del apuro, estos niños están en diferentes grados de primaria y secundaria”.

Detalló que por el momento en la Casa MAIS permanecen 15 niños indígenas y el resto han salido con sus padres a trabajar en la cosecha en el municipio de Fresnillo, Zacatecas. “Todos ellos ya están inscritos en la escuela por lo que se espera su regreso para el inicio de clases y algunos ya están regresando porque hay mucha violencia a causa del enfrentamiento entre los grupos del narcotráfico, así que aparte del coronavirus y la pobreza, tienen también que enfrentar los problemas que genera la delincuencia”.

Por todo lo anterior, consideró que estos niños y adolescentes van a sufrir un importante rezago académico, donde 15 de ellos están en primaria y el resto en secundaria y ninguno cuenta con los equipos, “pero tratamos de evitar que abandonen los estudios, ya que además no cuentan con el apoyo de sus padres y tienen que trabajar para lograr que la familia se pueda mantener”.