La pandemia ocasionada por el coronavirus obligará a instituciones de educación superior a cambiar en corto plazo su modelo educativo, evolucionado con ello al sistema blander, es decir, alternando clases presenciales y en línea. El rector de la Universidad Cuauhtémoc, Juan Camilo Mesa Jaramillo, reconoció que el uso de recursos educativos digitales se aceleró al menos diez años, lo que conlleva a perfeccionar el nuevo esquema a pasos agigantados, convirtiéndose la calidad del internet en el principal obstáculo.

Refirió que en particular para la Universidad que encabeza, la evolución a las clases virtuales fue un reto que pudieron sacar oportunamente, sin embargo, reconoció se irá perfeccionando paulatinamente.

Mesa Jaramillo precisó que tras la implementación de clases virtuales han detectado que el nivel de ausentismo se ha reducido de manera importante, pues a los jóvenes se les ha facilitado seguir su preparación académica desde la comodidad de sus hogares. Aquellos alumnos que llegan a presentar problemas de aprendizaje por medio de internet son asesorados con tutores e incluso con soporte psicológico, con la intención de que se adapten a la brevedad posible.

“La educación blander será la nueva tendencia, lo teórico va a terminar siendo implementado en línea. Un país en el siglo XXI que tenga el poder económico que tiene México debe de tener un internet de primer mundo, es algo que se debe de reflexionar. Es increíble que sigamos teniendo problemas de cobertura y de mala calidad”, concluyó.