Autoridades educativas de los estados de Aguascalientes, Querétaro, San Luis Potosí, Jalisco y Guanajuato firmaron ayer la Alianza Estratégica por la Educación Centro-Bajío-Occidente, porque el objetivo es ser un motor para el desarrollo económico y social de esta región que en un tiempo será reconocida a nivel internacional.

Representantes de los institutos y secretarias de educación de estos cinco estados, congregados en la sede de la Universidad Tecnológica El Retoño, aseveraron que todas las diferencias y las divisiones partidistas, ideológicas y geográficas se dejan a un lado, a fin de construir un escenario para robustecer la ruta para hacer de esta zona un lugar de alto impacto educativo, económico y de relevancia nacional.

Ulises Reyes Esparza, director del IEA y los secretarios de educación de Querétaro, José Carlos Arredondo Velázquez, Joel Ramírez Díaz, de San Luis Potosí y representantes de los titulares de Jalisco y Guanajuato, manifestaron su compromiso para trabajar para hacer de esta región un polo de desarrollo, de innovación, de la educación y el emprendimiento a nivel global.

“La política educativa que se ha impulsado a través del acuerdo social por la educación tiene como principales protagonistas a los empresarios, docentes, estudiantes, padres de familia, organizaciones sindicales, y por esa razón esta Alianza llama a dialogar para construir andamiajes para impulsar a la educación como el motor de la economía de estos cinco estados”, recalcó Ulises Reyes.

En una ceremonia protocolaria de la firma de la Alianza Estratégica por la Educación, el director del IEA dijo que se compromete una agenda de trabajo diseñada por especialistas, integrantes del sector académico y productivo, con propuestas claras para fortalecer y mejorar las políticas públicas educativas con un carácter incluyente, innovador y de excelencia.

Con la firma de esta alianza se inicia una serie de acciones y compromisos establecidos para trabajar juntos, con todo el liderazgo económico y educativo que caracteriza a estas cinco entidades. Se acepta el reto de mantener esta comunicación como región centro-bajío-occidente, con este diálogo horizontal, donde los cambios en las administraciones estatales no trastoquen la ruta que estos estados han construido.

“Esta Alianza emergió a partir de un eje económico que se ha ido sectorizando como la educación y desde hace tiempo se ha venido trabajando para poderlo firmar este día para dejarlo como legado a las siguientes administraciones estatales y de todos los actores involucrados en esta hoja de ruta para llegar a la educación que se quiere alcanzar”, puntualizó.