Gina Mireya Ventura Ramírez, presidenta del Instituto Mexicano de Estudios Pedagógicos y Posgrado (IMEPP), hizo un llamado urgente a las autoridades competentes para que tomen medidas y aseguren que las vacantes en la Secretaría de Sustentabilidad, Medio Ambiente y Agua sean ocupadas por profesionales calificados, garantizando así la continuidad y efectividad de los programas de educación ambiental en Aguascalientes.
Expresó su preocupación ante la situación que atraviesa la Secretaría de Sustentabilidad, Medio Ambiente y Agua debido a la jubilación masiva de educadores ambientales experimentados.
Resaltó que muchos de los educadores ambientales que han sido la columna vertebral de los programas de educación ambiental en dicha instancia están en proceso de jubilación. «Nos preocupa que esos puestos, que estaban dando resultados, sean ocupados por personas que no tienen el perfil adecuado, que no están preparadas ni motivadas, lo cual podría retrasar los avances logrados hasta ahora».
La presidenta del IMEPP subrayó que aproximadamente la mitad de la plantilla de educadores ambientales está en proceso de jubilación, lo que podría generar un vacío significativo en el sector. «No es muy grande, pero si la mitad se jubila, el impacto será considerable. Ya se han ido cinco educadores y uno más renunció recientemente».
Ante esta situación, Ventura Ramírez enfatizó la necesidad de que las vacantes sean ocupadas por personas con el perfil adecuado, que estén preparadas y motivadas para continuar con la labor de educación ambiental. «Estamos promoviendo esto ante la Secretaría de Sustentabilidad, Medio Ambiente y Agua, a través de la Red de Educadores Ambientales y del IMEPP. Hemos solicitado al encargado de despacho y, en su momento, a quien corresponda, que estas plazas se cubran con gente realmente capacitada y no con pagos de campaña», agregó.
La preocupación no solo radica en la cantidad de educadores ambientales que se jubilan, sino en la calidad del trabajo que realizaban.