El pasado fin de semana finalizó el Abierto de tenis de Calaveras en club Pulgas Pandas, en donde se tuvo una participación de casi 100 tenistas de diferentes estados de la República, y después de una intensa actividad en la categoría profesional, el tapatío Eduardo Orozco obtuvo el campeonato.
Este evento comenzó el pasado 31 de octubre con algunos duelos preliminares en las categorías amateurs, pero el cuadro estelar protagonizado por los profesionales dio inicio hasta el pasado jueves, comenzando con la ronda preliminar la definir a los 32 mejores.
Eduardo Orozco llegó como uno de los favoritos a este torneo, ya que siempre que disputa torneos en Aguascalientes logra muy buenos resultados, como el caso de la pasada Copa Independencia, en donde quedó eliminado en semifinales tras caer ante Alan Magadan, que a la postre, quedaría campeón.
Para este Torneo de Calaveras, Orozco comenzó su paso en ronda de 32 eliminando a Gilles Martell, después en octavos de final dejó fuera a Hugo Bárcenas, para los cuartos de final dejaría en el camino a Diego Balderas, y en la semifinal tomaría revancha sobre Alan Magadan y esta vez sí conseguiría una victoria apretada, avanzando a la gran final.
En el duelo de campeonato, el tapatío enfrentó a Orlando Alcántara, quien también había tenido un paso bastante bueno por el torneo regular; este encuentro dejó grandes emociones en la cancha central de Pulgas Pandas, debido a que ninguno de los dos se negaba a caer y ampliaron el partido a tres sets.
Orlando salió victorioso en el primer set por un marcador de 3-6, pero después en un tie break, el tapatío empataría el encuentro, y ya en el último set la experiencia de Eduardo le daría la oportunidad de quedarse con el título por un marcador de 6-0, convirtiéndose en el campeón del tradicional torneo de calaveras 2020.