Jaime Gallo Camacho, titular de la Sedum, aclaró ayer que el crecimiento urbano vertical de la ciudad de Aguascalientes no podrá suceder de modo general, sino selectivo.

La zona habitacional más densamente poblada es el fraccionamiento San Fernando, ubicado a un costado del Centro, en el Barrio del Encino, entre la avenida Ayuntamiento y avenida López Mateos tiene a 300 personas por kilómetro cuadrado.

En contraste, la zona norponiente, en específico los fraccionamientos Los Bosques y La Concepción son las menor densamente pobladas, con 76 personas por kilómetro cuadrado.

Por ello, la estrategia de densificación obedece a dos criterios, uno avanzar en aquellas zonas que cuentan con infraestructura y equipamiento y que tienen predios desocupados u ociosos para promover la verticalidad y que ello ayude a aumentar la cantidad de población que vive por kilómetro cuadrado.

Agregó que por esta razón han surgido torres verticales entre 4 y 7 pisos en determinadas zonas citadinas, con servicios y equipamiento para que la ciudadanía pueda resolver al interior de su entorno habitacional sus necesidades.

En Aguascalientes se han realizado diversos esfuerzos para el desarrollo vertical de la ciudad a través del tiempo, e incluso se continúa impulsando mediante el Programa de Desarrollo Urbano de la Ciudad 2040 y que fue aprobado por el Cabildo en agosto de 2016 y publicado en octubre de ese mismo año.

De ese entonces a la fecha se ha generado una promoción de inversiones en desarrollos verticales de manera selectiva, porque no se puede dar de manera general en la ciudad.

El funcionario detalló que cuando se definió el actual programa de desarrollo urbano se optó por una estrategia diferenciada de crecimiento en donde la ciudad se dividió en 20 sectores denominadas zonas urbanas de focalización.

Cada una de las zonas urbanas tiene diferentes características en densidad de población y por esa razón el interés es promover una mayor densidad en donde menor densidad existe, y dejar de densificar en zonas que se encuentran intensamente pobladas.

Así lo dijo:

“Construcciones verticales deben atender dos criterios: aprovechar infraestructura y equipamiento en predios ociosos y aumentar la cantidad de población por kilómetro cuadrado”.

  • Zona habitacional con mayor densidad de población: Fraccionamiento San Fernando, con 300 personas/km2.
  • Zona habitacional con menor densidad de población: Fraccionamientos Los Bosques y La Concepción con apenas 76 personas/km2.