Cerca de 300 trabajadores del programa IMSS-Bienestar fueron notificados de la finalización de su contrato, por lo cual se manifestaron cerrando la avenida José María Chávez, al exterior del Hospital General de Zona 1.

El personal de salud fue citado a las 11:00 horas en el Teatro del Seguro Social, en donde directivos de la institución les hicieron saber que el programa había concluido en la entidad y les ofrecieron ser reubicados a otras entidades federativas.

Los inconformes cerraron la avenida José María Chávez en sus dos sentidos de circulación frente al hospital, donde permanecieron durante la tarde, lanzando consignas y exhibiendo cartulinas en las que exigieron que se mantenga su fuente de trabajo.

Se trata de personal médico y de enfermería que fueron contratados en el año 2020 para atender la pandemia por Covid-19, inicialmente a través del INSABI, y posteriormente en el programa IMSS-Bienestar.

“El estado no ha aceptado el programa IMSS-Bienestar,  la federación nos ofrece irnos a otro estado de un día para otro, no nos dejaron presentarnos a los centros de salud, ni a los hospitales. Queremos trabajo aquí porque sabemos las carencias que se tienen”, señaló la enfermera Fernanda Díaz.

Indicó que se incumplió con la promesa de otorgarles una base de trabajo, por lo cual se pide que la Secretaría de Salud del Estado los recontrate, bajo otro esquema o la entidad se incorpore a IMSS-Bienestar.

Los trabajadores de la salud fueron notificados informalmente desde el día sábado que ya no podrían presentarse a sus centros de trabajo en centros de salud, el Hospital Miguel Hidalgo, Tercer Milenio, así como en los nosocomios de Calvillo y Rincón de Romos.

Se prevé que los trabajadores continúen con manifestaciones este martes, al anunciar que continuarán con bloqueos y marcharán por José María Chávez hacia el Palacio de Gobierno.