El impulso que había tomado Necaxa con la llegada de Jaime Lozano el banquillo parece haber terminado o al menos bajado de revoluciones; los Rayos han perdido dos encuentros de forma consecutiva y las cosas se han puesto color de hormiga rumbo a la pelea por el repechaje. Actualmente, todos los equipos ya tienen 13 juegos disputados y, a cuatro jornadas del final de la etapa regular, la tabla está bastante apretada.
Necaxa se encuentra en la décima quinta casilla con 14 puntos, mientras que el noveno sitio, que es justamente el Atlético de San Luis, está a sólo tres unidades, en una muestra clara de lo cerrado que está el campeonato a pocas jornadas del final. Por esa razón, sumado al calendario tan bravo que le queda a Necaxa de aquí al final del torneo, el encuentro ante los potosinos de esta noche es clave en las aspiraciones de los albirrojos.
Si los Rayos quieren seguir soñando con meterse a liguilla deben sí o sí sacar tres puntos del Victoria cuando reciban al San Luis a las 19:00 horas con la encomienda de mejorar a la defensiva que ha sufrido, si bien no muchas llegadas, goles en momentos claves de los partidos que han costado puntos. Una de las buenas noticias para los de Aguascalientes es que en dos encuentros que han sostenido ante los potosinos en liga desde que regresaron a la máxima categoría, han terminado sin derrota para Necaxa, que tiene una victoria y un empate en el Victoria ante San Luis.
Para el duelo de hoy, será importante el trabajo de Dieter Villalpando, que es el alma ofensiva del equipo, al tener la creatividad y calidad en los botines para crear jugadas de gol; otros jugadores como Alan Medina y Heriberto Jurado tienen que mejorar su juego por las bandas y nutrir de pelotas a Rodrigo Aguirre, que, con seis goles, se mantiene como uno de los mejores goleadores de todo el torneo y en este partido de alta trascendencia tiene que aparecer como ese jugador letal que marque la diferencia.

¡Participa con tu opinión!