Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La posibilidad de que Interjet vuelva a operar es baja, pues carece de recursos y aún no paga a sus empleados, consideraron expertos.
Si la aerolínea canceló sus vuelos lo que resta del año es evidencia de que su situación es tan crítica que no tiene recursos ni para las operaciones del día, dijo Pablo Casas, director del Instituto Nacional de Investigaciones Jurídico Aeronáuticas (Inija).
Es poco probable que vuele otra vez, sobre todo porque al no vender boletos carece de ingreso por vuelos, señaló.
Extraoficialmente se ha informado que a la aerolínea le han requerido tres aviones Sukhoi Superjet 100, pero si pudiera operarlos deberá dar el mantenimiento requerido por los días que estuvieron en tierra, un costo que quizá no podrá cubrir, alertó.
Además, este mes IATA suspendió a Interjet del sistema que permite a las agencias de viaje afiliadas vender y remitir boletos.
«Una estrategia comercial a partir de la desafiliación es completamente imposible que se pueda recuperar», aseveró Casas.
La reactivación de la aerolínea es poco probable mientras no se le inyecten recursos, dijo Fernando Gómez, analista de aviación.
Adeuda salario a empleados, mantenimiento de aviones, servicios aeronáuticos, combustible, entre otros, agregó.
La Sección 15 de la CTM, que representa a trabajadores de la aerolínea, expuso que Interjet dice que su situación depende de un acuerdo con el SAT para el pago de impuestos.
«La verdad no, no tienen capacidad financiera y creo que la están manteniendo artificialmente para cumplir con compromisos de índole político, me consta al menos que a Azteca, Aviacsa y Aerocalifornia por menos que eso las pararon», mencionó.
Si la aerolínea no pagó la póliza del seguro de los aviones, como dijeron empleados, evidencia que tiene cero liquidez, agregó.
Casas añadió que incluso si lograra reactivar operaciones, es altamente probable que vuelva a cancelar vuelos porque su situación financiera es grave.
Además, los adeudos que enfrenta con el Gobierno, como los de servicios aeronáuticos, no deben ser condonados, pues eso implicaría un boquete para el erario, lo cual afecta el presupuesto del País, señaló Gómez.