Verónica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los funcionarios que decidan dejar el sector público por la reducción en salarios o por la posible descentralización de las dependencias que se espera con el próximo Gobierno, podrían quedarse sin opciones laborales, ya que la Iniciativa Privada está siendo cautelosa en las contrataciones, según expertos consultados.
“Si los salarios se bajan de más, habrá fuga de talentos y la gente buscará otras opciones en la Iniciativa Privada, pero dependerá de sus habilidades si se pueden colocar”, dijo Gabriel Chipoco, consultor senior de talento en Wills Towers Watson.
Añadió que las organizaciones pueden tener mayor masa crítica para elegir al personal adecuado, sin embargo, las empresas están siendo cautelosas para emplear.
En el País, 50 por ciento de las empresas tienen problemas para encontrar talento, de acuerdo con cifras de Manpower.
“Si bien las empresas van a buscar esos talentos disponibles, tampoco se esta previendo demasiado crecimiento y las empresas están siendo cautelosas de cómo van las cosas y a partir de ahí implementar planes y crecimiento donde se busquen más empleados”, afirmó.
El reacomodo de las dependencias gubernamentales y la reducción salarial de la alta burocracia afectará a 40 por ciento de los servidores públicos en el País.
Las propuestas realizadas por el virtual Presidente electo tocarán a la burocracia que labora en el ámbito federal, que son 1.6 millones y sobre todo al personal de confianza, que constituye 20 por ciento de ese total.