Benito Jiménez y Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CUERNAVACA, Morelos.- Tras el incendio en la discoteca Baby’O en Acapulco, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo ayer que sin pruebas no se podía culpar al crimen organizado.
Sin embargo, después, en redes sociales empezó a circular un video de tres hombres rociando gasolina en el interior del centro nocturno para posteriormente prenderle fuego.
Fuentes extraoficiales señalan que este video fue difundido por los dueños de este antro y que ya está en poder de la Fiscalía General de Guerrero, la cual está realizando las investigaciones.
En conferencia matutina desde Cuernavaca, el Presidente señaló que los medios quieren tratar el incendio como un asunto de inseguridad.
«Es un incendio que no se puede atribuir a la delincuencia organizada sin pruebas, porque incluso el dueño habló de que nunca lo extorsionaron, sin embargo, eso es lo que quiere utilizarse en medios, como que es un asunto de inseguridad y de no pago de piso, como coloquialmente se le llama a la extorsión», indicó.
Además, el Mandatario aseguró que el incendio ocurrió donde no pudo ser captado por las cámaras de seguridad del lugar.
Empresarios de Acapulco solicitaron a la Fiscalía General de la República que atraiga la indagatoria para que se castigue a los responsables.