El SAT podría hacer uso de drones para verificar el domicilio fiscal de los contribuyentes y de esta forma recaudar más en su combate a las empresas factureras, así lo destacó el ex presidente del Colegio de Contadores Públicos de Aguascalientes, José Alfredo Franco Hernández.

El especialista comentó que dentro de la Miscelánea Fiscal 2022, la cual ya fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 12 de noviembre hubo un par de modificaciones a la fracción primera del Apartado C del Artículo 27 del Código Fiscal de la Federación.

Detalló que dicho artículo ya existía y solamente mencionaba que el SAT podía usar medios tecnológicos de georreferenciación para elaborar un marco geográfico fiscal, sin embargo, con la reforma ya aprobada se hacen cambios a esta redacción y ahora dice que también la autoridad fiscal puede utilizar cualquier herramienta tecnológica que bien pudieran ser drones.

Explicó que con los cambios en el artículo 27 del Código Fiscal de la Federación el SAT tiene la facultad para tener herramientas de referencia a fin de elaborar un marco geográfico fiscal, y a través de herramientas como un GPS y un dron va a poder actualizar su información ante el RFC para saber si está localizado o no algún contribuyente.

Resaltó que esta herramienta viene a abonar de manera muy importante la actividad que tiene el SAT sobre todo en los últimos años de recaudar más en uno de sus ejes que es el combate a empresas factureras. “Si una empresa factura millones y está con un domicilio fiscal que es un terreno baldío, el SAT ha enfocado mucho sus esfuerzos a hacer verificaciones de domicilio a fin de ver si el negocio es capaz de facturar los millones que dice estar facturando”.

Recordó que el SAT ya cuenta con el procedimiento de verificación donde acude una persona y se entrevista con el dueño del negocio para ver si realmente tiene elementos de activos para llevar a cabo su actividad, como máquinas, muebles, vehículos y la documentación que ampare todo ello y poder determinar que no se trata de una empresa ficticia que sólo vende facturas, por lo que con esta modificación en la Miscelánea Fiscal 2022, la autoridad fiscal busca ampliar más sus ámbitos de revisión y como consecuencia tener más recaudación.