Arely Sánchez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El boom de los drones aún seguirá para México, donde están tomando cada vez más relevancia, aunque con el Covid se escasearon.
«Nosotros iniciamos operaciones en 2014 y el mercado no estaba preparado en ese entonces para el uso de drones como herramienta de trabajo. Las empresas no lo consideraban siquiera dentro de sus presupuestos; de hecho, mucha gente pensaba que solo se usaban para espiar. Todo cambió a partir del 2019, cuando comenzó a haber más demanda especializada», comenta Víctor Cuadra, director general de Drones México.
Esta empresa, está especializada en su uso industrial, especialmente en la inspección de plantas industriales, áreas de infraestructura y supervisión de obras y construcciones en general.
Hasta antes de los cambios propuestos en materia energética, los drones también se usaban para la implementación de energías limpias en el País, especialmente campos fotovoltaicos.
Pero con la pandemia se generó escasez de drones y sus componentes, especialmente baterías.
«Subieron mucho de precio. No sé si directamente por la pandemia o por la falta de semiconductores o de microchips, pero sí hay una escasez», puntualiza.
Pese a ello, según PWC, la industria más prometedora con el uso de drones parece ser la infraestructura, con un valor potencial mundial de 45 mil millones de dólares, seguida por la agricultura y el transporte.

¡Participa con tu opinión!