En la jornada de ayer de la Eurocopa, la selección de Italia rescató un dramático empate ante Croacia justo en la última jugada, lo que les dio a los campeones el pase directo a los octavos, además de poner en predicamento a Croacia que necesita de un verdadero milagro para seguir vivos en el torneo.
El encuentro entre croatas e italianos estuvo bastante cerrado durante la primera mitad y se fueron al descanso sin goles. A los 8 minutos de la segunda parte la escuadra balcánica tuvo un penal a su favor, mismo que cobró Luka Modric y que fue atajado por Donnarumma.
Sin embargo, en la siguiente acción el equipo croata tuvo otra aproximación al área rival y, tras una jugada de rebote, Luka Modric redimió su error y anotó el 1-0 a favor de Croacia. En esos momentos, los croatas estaban en el segundo puesto y los italianos bajaron al tercero.
Cuando parecía que Croacia se iba a salvar, la selección italiana rescató el empate justo en la última jugada con un gran gol de Mattia Zaccagni, quien puso el balón en el ángulo con un disparo cruzado en una jugada de contragolpe.
Los campeones vigentes de Italia avanzaron a los octavos de final y enfrentarán a Suiza en el único duelo confirmado hasta el momento, mientras que, Croacia con 2 puntos, necesita de un verdadero milagro para entrar a los octavos, por lo que es probable que ayer se vio el último partido de Luka Modric en una Eurocopa.