Con una inversión de treinta millones de pesos, la alcaldesa Teresa Jiménez Esquivel informó que ya se comenzaron a instalar más de doscientas cámaras de videovigilancia de seguridad pública, además de que se aprovechará la nueva tecnología para sumar todas las cámaras privadas disponibles afuera de cotos habitacionales, bancos, comercios y empresas.

La meta de enlazamiento de cámaras de videovigilancia con la iniciativa privada asciende a tres mil, por lo que se tiene un reto interesante, se requiere de la colaboración de todos para hacer de Aguascalientes una ciudad segura, indicó.

Aunque aclaró que se necesitarán algunos ajustes a la legislación competente para lograr esta colaboración de sociedad civil y autoridad municipal para reunir todas las cámaras privadas a una señal unitaria en el C4, porque la intención es reducir los índices delictivos en la ciudad.

Para ello se ha adquirido tecnología por la vía de recursos del directo municipal y por parte de la federación (Fortaseg), por lo que pronto se espera anunciar la inauguración, mientras tanto se continúa avanzando en la estrategia para abatir la incidencia delictiva.

Indicó que  para acceder al C5 se requiere invertir más en tecnología e inteligencia en seguridad pública. Sin embargo con estas cámaras de videovigilancia se da un paso más para conquistar ese objetivo.

La primer edil mencionó que actualmente suman más de 60 personas encargadas de monitorear todas las cámaras de videovigilancia y pronto de cambiarán las pantallas y de diversa tecnología en el C4. Y cada vez que se llegue un reporte ciudadano se conectarán de inmediato las cámaras de la zona denunciada para perseguir a los presuntos responsables de las incidencias delictivas.

Entonces, el gobierno capitalino modifica sus estrategias acordes a las exigencias vigentes de la ley del sistema de justicia penal, el cual exige conectarse a todas las cámaras y redes de tecnología vigentes en los sectores público y privado, puntualizó.