A tan solo tres días del debut ante Mazatlán, Necaxa dio a conocer la llegada de dos futbolistas para este semestre. Sin embargo, no fueron los nombres que se venían manejando desde hace varios días, sino jugadores mexicanos que no se tenían en la órbita del equipo que hasta este martes se hicieron oficiales sus contrataciones, siendo ambos de corte ofensivo.
El primero en hacerse oficial fue el juvenil Diego Abella que llega proveniente de Toluca. El delantero de 22 años tuvo toda su formación con los Diablos, pero su mayor experiencia fue con el Puebla en donde jugó 15 partidos y anotó un gol. El pasado torneo regresó con Toluca teniendo actividad en tan solo seis cotejos sin poder marcar en las redes contrarias. A pesar de su juventud tiene experiencia en Liga de Campeones de la Concacaf y ha sido seleccionado nacional en categorías menores, lo que lo hace una pieza interesante que podría desarrollar su talento en la escuadra albirroja y tratará de ganarse un lugar en la delantera que ha sido reforzada este año.
Minutos más tarde también se hizo oficial la llegada del mediocampista ofensivo Francisco Javier Acuña, el originario de Sinaloa tiene ya 32 años y tiene una larga trayectoria de 13 años en el futbol profesional. Debutó con los Tigres teniendo grandes momentos para luego pasar a las filas de equipos como San Luis, Morelia y Puebla, en donde tuvo su última gran aparición hace un par de torneos, Acuña logró tener continuidad y peso en el medio campo poblano hasta que emigró al futbol de Canadá con el Atlético Ottawa, equipo del que llega proveniente y en donde disputó 7 encuentros anotando 2 goles y dando 2 asistencias. Acuña ya se encuentra trabajando al parejo del resto de los jugadores de Necaxa.
Por el momento son los únicos nuevos refuerzos que tienen los Rayos a la espera de que puedan llegar más nombres ya que se tiene hasta el 31 de enero para fichar a jugadores que no sean de la Liga MX.