Dos mujeres que pretendían ingresar enervantes a Centros de Readaptación Social, fueron detenidas y trasladadas ante el agente del Ministerio Público del fuero común. En hechos por separado, una de las involucradas pretendía ingresar droga a su pareja sentimental, mientras que la segunda, a su papá.
EL PRIMER CASO se registró en el Cereso de El Llano, cuando una mujer identificada como Diana, acudió a las instalaciones para visitar a su pareja sentimental, el cual se encuentra privado de su libertad. Sin embargo, el área de inteligencia logró conocer que la ahora detenida pretendía ingresar droga, por lo que reforzaron la vigilancia en el interior y exterior de las instalaciones.
Diana, al ingresar al área de revisión, se mostró nerviosa y al ser cuestionada, de manera voluntaria hizo entrega de un envoltorio en color blanco con un peso aproximado de 25 gramos.
EL SEGUNDO CASO se suscitó en el Cereso Aguascalientes, cuando Michelle, al pretender visitar a su progenitor, fue detectada con una actitud de nerviosismo, por lo que los uniformados comenzaron a cuestionarla observando que comenzaba a contradecirse, situación por la cual procedieron a efectuar una inspección.
Fue así que ella misma confesó que en sus partes íntimas llevaba “cristal”, entregando el envoltorio en color blanco que se encontraba cubierto con un plástico, al personal de seguridad. Ambas mujeres fueron trasladadas a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado.