Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Las lluvias que iniciaron en Paraíso, Tabasco, inundaron las obras de la nueva refinería y ayer se tuvieron que parar los trabajos en Dos Bocas.
Obreros afirmaron que debido a la inundación el paso del personal se tuvo que hacer en carros de volteo y grúas, aunque después se suspendieron los trabajos.
Algunos camiones y vehículos quedaron atrapados.
Un empleado de ICA Fluor dijo que desde el miércoles se intensificó la lluvia y en su área se derrumbó una excavación y se inundaron algunas zonas donde se construyen instalaciones eléctricas.
Un soldador explicó que están drenando el agua de la obra, pero que se inunda naturalmente porque está ubicada sobre un antiguo manglar.

¡Participa con tu opinión!