Desde la inclusión de jugadores profesionales al baloncesto en los Juegos Olímpicos, la selección de Estados Unidos siempre es la favorita para llevarse la medalla de oro, aunque sólo en una ocasión un país sorprendió al mundo al ganar la presea dorada, siendo Argentina en Atenas 2004.
A pesar de que la selección de las barras y las estrellas siempre es la favorita para ganar, en cada edición suele haber un equipo que logra dar la sorpresa, y en esta ocasión algunos países ya han demostrado su gran nivel para pelear por el oro.
En la primera fecha la selección de Francia sorprendió e incluso derrotó al mismo Estados Unidos, y el día de ayer Eslovenia tuvo una increíble actuación ante la potencia Argentina, gracias a un magistral partido de Luka Doncic con 48 puntos anotados.
La estrella de Dallas Mavericks ya demostró en el preolímpico que su liderazgo y calidad podría poner a soñar a Eslovenia con cosas grandes, y ahora en su debut ante Argentina, Luka Doncic guió a su equipo hacia su primer triunfo en estos Juegos de Tokio 2020.
Desde el primer cuarto Eslovenia tomó la ventaja por una diferencia de 8 puntos, y después en el segundo Luka Doncic encaminó el triunfo esloveno anotando hasta 31 puntos en la primera mitad, dándole a su equipo un triunfo parcial de 42-62.
En la segunda mitad el jugador de los Mavericks descansó un poco más pero eso no ocasionó que Eslovenia perdiera la ventaja, y por más que Argentina trató de darle la vuelta al marcador al final los europeos se llevaron la victoria por un marcador final de 100-118.
Al final Luka Doncic anotó 48 puntos, 11 rebotes y 5 asistencias, quedando a sólo 7 de igualar el récord olímpico de Óscar Schmidt en Seúl 1988, pero lo que sí logró el esloveno fue batir el récord de más puntos en una mitad, gracias a sus 31 antes del descanso.
En la madrugada de este miércoles Eslovenia enfrentará a Japón, y posteriormente jugarán contra España, con la esperanza de ser uno de los invitados a la fiesta grande y pelear por una medalla olímpica.