Ricardo Veloz Cuéllar, vicario episcopal del clero de Aguascalientes, anunció avances en el proyecto «Bienhechores Tarjetahabientes», que facilita donaciones mediante tarjetas de débito y crédito para construir la Casa Sacerdotal. Más de 30 parroquias participan en esta iniciativa, con 340 tarjetahabientes aportando cerca de 300 mil pesos mensuales. Desde 2016, los sacerdotes también contribuyen con 500 pesos mensuales, y las parroquias aportan entre 1,000 y 10,000 pesos, dependiendo de su capacidad.
Este esquema de financiamiento ha permitido continuar con la construcción de la Casa Sacerdotal, destinada a ser un lugar digno para sacerdotes retirados, incluso durante la pandemia. «No hemos dejado de construir, excepto durante los dos años de pandemia. Es una obra providencial, Dios la quiere», afirmó Veloz Cuéllar. Este proyecto subraya la importancia de la buena gestión parroquial y la necesidad de mantener los recursos bien administrados, principios enfatizados por el obispo Juan Espinoza Jiménez.