República Dominicana se lleva la Serie del Caribe una vez más. El año pasado fueron Toros del Este los que se coronaron ante los Cardenales de Lara de Venezuela, y este año en Mazatlán, fueron las Águilas Cibaeñas las que doblegaron a los Criollos de Caguas, representantes de Puerto Rico.
El juego comenzó con gran demostración de pitcheo, ya que durante cuatro episodios, ambas novenas no se hicieron daño, por lo que fue hasta el quinto capítulo que los boricuas iniciaron con las hostilidades, por medio de un sencillo de Jarren Durán que se fue hacia el jardín derecho. En la baja del mismo episodio, los dominicanos emparejaron la pizarra por medio de jonrón solitario de Johan Camargo que se fue entre los jardines izquierdo y central.
Para el sexto episodio, los dominicanos comenzaron a tomar una distancia que no soltarían, por medio de imparables producidos por Juan Lagares y Ronald Guzmán, poniendo el marcador tres carreras a una para los dominicanos.
El inning de la suerte se fue sin carreras, pero el octavo episodio puso cifras definitivas ya que Guzmán volvió a hacerse presente con un jonrón en solitario que puso la pizarra cuatro carreras a una.