Si bien la mayoría de la población aguascalentense ha acatado las medidas de seguridad impuestas por el Gobierno local y Federal de permanecer en casa, algunas zonas de la ciudad no habían mostrado una clara ausencia de personas en la calle, como era el caso de la zona oriente de Aguascalientes.

Sin embargo, ayer se vivió un domingo bastante peculiar en varias colonias de ese sector citadino como el caso de Villas de Nuestra Señora de la Asunción, Rodolfo Landeros, Ojocaliente y Haciendas de Aguascalientes, ya que las calles se mostraban solas, así como los parques y centros comerciales.

A lo largo de las últimas dos semanas, se ha demostrado la unión de la gente aguascalentense y muchas familias se han resguardado en sus casas, por lo que puntos importantes de la ciudad están solitarios. No obstante, en la zona oriente la contingencia no parecía afectar demasiado, ya que los tianguis operaron con normalidad, algunos negocios se mantenían abiertos al público y familias salieron a pasear por las calles.

Viernes y sábado el barullo continuó, varias personas no acataron las medidas de permanecer en casa y hubo presencia en los parques o transitando por las avenidas principales, recibiendo la sorpresa de que muchos negocios estaban cerrados o que los principales centros comerciales de la zona contaban con filtros.

Pero la diferencia se dio ayer, pues este domingo se vivió mucha calma en colonias de la zona oriente, fueron pocas las personas que decidieron pasar la tarde en el parque de la Línea Verde, la mayoría de negocios estaban cerrados y los establecimientos de comida no presentaban gente consumiendo, aunque sí contaban con el servicio para llevar.

A pesar de que aún no se impone una ley en donde la Policía Municipal exija a las personas permanecer en sus casas, varias patrullas transitaban por las calles sólo por medida de prevención, ya que no llamaban la atención a aquellos que estaban fuera de sus casas.

De igual manera, pocas casas presentaban indicios de reuniones o fiestas, y a pesar de que a la fecha aún hay hogares que no han cancelado este tipo de eventos cerrados, se ha notado una clara comprensión por parte de la población de que lo necesario es mantenerse en casa, esperar a que todo esto pase y cuidarse para evitar una mayor propagación del COVID-19.