Nueve victorias al hilo tenía León en contra de Necaxa, en una paternidad de llamar la atención que los Rayos no podían terminar sin importar en que estadio se jugara. Esta historia por fin terminó para Necaxa, ayer por la noche, gracias a un primer tiempo electrizante que fue suficiente para sacar tres puntos de oro.

Con un gran ambiente en las gradas, por la cercanía que tiene León de Aguascalientes, arrancó el partido y desde el minuto uno los Rayos se lanzaron en busca de obtener la ventaja. La primera clara fue al 23 con un cabezazo de Facundo Batista que pegó en el travesaño, el contragolpe fue de Juan Pablo Segovia, que como buen defensor mandó la pelota por las nubes. Tres minutos después Batista marcaría de cabeza, pero un fuera de lugar anularía la anotación.

Necaxa siguió presionando y al 34 obtuvo su premio con un gran centro a primer palo de Brian García, Milton Giménez contactó la esférica de primera intención, mandando la pelota a guardar en un gol de alto nivel. Los Rayos no bajaron la intensidad y tan sólo diez minutos después Batista tuvo su revancha tomando la pelota a las afueras del área, sacando un bombazo de media vuelta que terminó en el ángulo, marcando un golazo aumentando la ventaja de Necaxa. En el último minuto del primer tiempo, un buen contragolpe de los Rayos terminó con Batista sacando potente disparo, la pelota pegó en el palo para después impactar en la pierna de Rodolfo Cota, el balón se metió lentamente en el arco esmeralda, dejando un 3-0 contundente tras el primer tiempo.

Para la segunda mitad Necaxa retrocedió líneas pensando en cuidar su ventaja. León tuvo un par de oportunidades, pero Malagón resolvió adecuadamente las insinuaciones y un poste evitó el gol visitante. Al 89 Heriberto Jurado se quedó a centímetros de marcar el cuarto de Necaxa con un disparo cruzado. Cuando parecía que el partido terminaba sin más emociones, un cabezazo después de rebotes en el área se convirtió en un gol más de Víctor Dávila al Necaxa, cumpliendo la ley del ex y tan sólo unos segundos después el chileno hizo una gran jugada con doble recorte dentro del área, para anotar su doblete con disparo de zurda.

León estaba a un gol de conseguir el empate milagroso y tuvo un par de tiros de esquina en el agregado, pero Necaxa alcanzó a reaccionar a tiempo cerrando la victoria 3-2 que sabe doblemente a gloria por los tres puntos y por terminar con el domino de los esmeraldas. Los Rayos dan un brinco importante en la clasificación general, al ser séptimos con 17 puntos y tendrán que recuperarse rápido al tener el martes su próximo encuentro visitando a Santos.