El costo del acero de importación para el sector de la construcción ha registrado una tendencia al alza, debido al incremento en la cotización del dólar frente al peso mexicano, informó el presidente estatal de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Arentsen Dávila Ramírez.
Explicó que esto genera una variación en los costos de construcción, considerando que la proveeduría de acero se distribuye entre producción nacional y extranjera, ya que el incremento de la divisa transfiere un mayor costo a los materiales que provienen del exterior.
Estableció que, por el momento, no hay desabasto y, en su caso, esto implicaría condiciones difíciles.
Advirtió que los precios de materiales sustantivos para la construcción de edificaciones se mantienen bajo control en el caso de materiales e insumos que se obtienen directamente en el país.
Subrayó la importancia de que no se presenten abusos en la comercialización del acero, ya que se mantiene una dinámica estable en la oferta y demanda de este material, por lo que no debe haber un incremento injustificado.
Explicó que se tiene una alta producción de acero, lo que obliga a respetar los precios conforme a la existencia de inventarios producidos antes del incremento del dólar.
Manifestó que solo aquel acero que se introdujo después del ajuste del dólar debería registrar un aumento en su precio, y finalmente los constructores eligen qué tipo de producto adquieren.
Dávila Ramírez subrayó que el mercado de materiales se encuentra estable y se tiene la expectativa de que continúe bajo control, advirtiendo que las variaciones de precios impactan en la autoconstrucción que realizan las familias en sus propiedades, así como en los proyectos que ejecutan los constructores.