Sineli Santos
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Lewis Hamilton y Max Verstappen demostraron que el Campeonato de Pilotos se gana en la pista.
Durante el Gran Premio de Sao Paulo, Mercedes le demostró a Red Bull que aún no estaban muertos y que aún tienen a un piloto que con su experiencia puede derrotar a un joven talentoso.
Las maniobras de los contendientes al título emocionaron a la fiel afición brasileña que arropó a Hamilton que mostró su descontento con Verstappen.
«Fue divertido. Quiero decir, así es como debería verse una batalla por el campeonato mundial. Es difícil luchar, no esperaría menos, de verdad. No tocamos las ruedas, lo cual es bueno», dijo el británico, quien se mantiene segundo en el Campeonato de Pilotos con 318.5 puntos.
Sin ganar en Brasil, Max Verstappen se mantiene en la punta al llegar a 332.5 unidades, aunque eso no le trae tranquilidad, por el contrario, se mostró desconcertado por la velocidad del W12 durante todo el fin semana y que podría durar en las tres fechas restantes.
«Supongo que es un gran signo de interrogación para todos y tenemos que esperar y ver. La semana pasada estuvimos muy felices en México y ahora es al revés. Ha sido así durante el fin de semana.
«No vendrán piezas nuevas, pero intentaremos aprovechar al máximo lo que tenemos», aseguró el volante de Red Bull.

¡Participa con tu opinión!