Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-A días de que se abran las escuelas para el regreso presencial a las aulas, según el sondeo de la Asociación Nacional de Padres de Familia (ANPAF), la opinión sobre si enviarían a sus hijos o no, está dividida.

En conferencia de prensa realizada en un restaurante de la Ciudad de México, el presidente de la organización José Alejandro Águila Argüeyes dio a conocer los resultados de un sondeo virtual en la que informó que participaron 9 mil 642 padres con hijos inscritos en los niveles básico, y medio superior, ya sea en escuelas privadas o públicas.

De éstos, refiere el documento, el 54 por ciento de los participantes contestó que sí llevaría a sus hijos a la escuela, mientras que el 46 por ciento respondió que no.

“Se puede ver la polarización entre las personas que sí llevarían a sus hijos”, se indica en el informe del ejercicio.

A los que respondieron que no -la mayoría-, el 29 por ciento refirió que consideraron que porque “el ciclo escolar ya terminó y no tiene caso”; el 23 por ciento porque tiene miedo de que sus hijos se enfermen; el 17 por ciento porque en casa no están todos vacunados y los niños se pueden contagiar; el 5 por ciento porque las escuelas no tienen agua y jabón, y el 26 por ciento, todas las anteriores.

Al preguntarles sobre las razones por las que llevarían a sus hijos a la escuela, el 39 por ciento contestó que los niños necesitan fortalecer sus conocimientos y aprendizajes; el 14 por ciento que todo el personal escolar está vacunado; el 4 por ciento que todos los niños requieren atención socioemocional; el 5 por ciento que los educandos necesitan fortalecer sus conocimientos y aprendizajes y el 38 por ciento todos los anteriores.

En tanto, el 48 por ciento contestó que está “totalmente de acuerdo” con que el regreso a clases es benéfico para los estudiantes y sus aprendizajes. El 19 por ciento, “algo de acuerdo”; el 10 por ciento “totalmente en desacuerdo”; el 9 por ciento fue neutral y el 4 por ciento “algo en desacuerdo”.

El 71 por ciento respondió que el regreso a clases debe ser voluntario; el 15 por ciento indicó que estaba algo en desacuerdo sobre que sea opcional; el 5 por ciento se dijo en desacuerdo; el 5 por ciento “ni de acuerdo, ni en desacuerdo” y el 4 por ciento “algo en desacuerdo”.

Asimismo, de acuerdo con los resultados de esta organización, 50 por ciento no está de acuerdo con que se apliquen tres filtros de corresponsabilidad (escuela, casa y salón de clases); 45 por ciento dijo que sí y 5 por ciento que no sabía.

El 91 por ciento se dijo de acuerdo con el uso de cubrebocas y pañuelos; 4 por ciento que no y 5 por ciento que no sabía. El 94 se manifestó a favor de la asistencia alternada; el 4 por ciento que no y el 2 por ciento no sabía.

El 82 por ciento se manifestó de acuerdo con maximizar el uso de espacios abiertos; el 11 por ciento dijo no y el 7 por ciento que no. El 89 por ciento pidió la suspensión de cualquier tipo de ceremonias y reuniones, contra el 6 por ciento que contestó que no y el 5 restante que no sabía.

El 85 por ciento se pronunció a favor de que se brinde apoyo socioemocional tanto a estudiantes, como a docentes; 9 por ciento que no, y 6 por ciento que no sabía.

Finalmente, el 31 por ciento se dijo de acuerdo con que su hijo asistiera de manera voluntaria y alternada a la escuela, es decir; 2 veces por semana y los demás días ser realice actividades en casa. El 49 por ciento se manifestó en contra y el 20 por ciento dijo que no sabía.

José Alejandro Águila, presidente de la Asociación Nacional de Padres de Familia (ANPAF) indicó que la organización se manifiesta a favor del regreso presencial a las aulas, siempre y cuando sea llevada de la mano con la comunidad escolar, pues expuso, existe incertidumbre.

“Existe incertidumbre y existe incertidumbre por toda la serie de complicaciones que habido en las redes que han sembrado, que ha sido temor, desinformación y por eso precisamente dijimos tenemos que salir nosotros en representación de nuestros hijos como lo marca la ley”, expuso el vocero.

“Ya nos cansamos de la improvisación y que no se actúe con certidumbre, necesitamos certeza en el arrancar del ciclo escolar y nos sumamos, vamos a apoyar fuertemente a los maestros.

“Externamos que estaremos apoyando, impulsando las decisiones del Presidente la República, el licenciado Andrés Manuel López Obrador y de la Secretaría de Educación Pública, encabezada por la maestra Delfina Gómez Álvarez en el entendido de que cada uno asuma la responsabilidad que le corresponde. En caso de que no sucediera así, lo estaríamos señalando puntualmente”, apuntó.